10 jul. 2014

Informe de un visitante extraterrestre


Ahora que he abandonado ese país —cuyo verdadero nombre jamás me fue revelado— quiero hacer algunos apuntes finales. No intentaré ensayar una síntesis, para nada, simplemente comentaré las cosas que más me impactaron durante los últimos días que logré atravesar esta nación de costa a costa:

i. Los perros son todos de una única raza. Me encantó su pelaje dorado y pegadito a la piel; un estilo que yo llamaría “sensual”, si dicha afirmación no se prestara a Los Equívocos.

ii. Me pareció muy curiosa y futurista la costumbre de llevar imágenes en andas. Recuerdo ahora la tarde cuando salimos con Marín, Churrón y Pr3tz, con una botella de champán en las manos. Borrachos llegamos a pedirle a los organizadores de una procesión que nos dejaran participar un poco. Un SadoMaso-Sacerdote nos repelió con la excusa de que ese día sólo cargaban los niños. Los señaló con el dedo. Fue muy tierna la imagen de esos críos. Reímos de amor al ver cómo iban purgando sus pecados al llevar sobre sus espaldas la imagen de otro niño sangrante, con un madero sobre los hombros.

iii. Mi idea de que la literatura — junto a la política y la cultura en un sentido clásico — no existía en el país, terminó siendo desmentida por una investigadora de cierta prestigiosa universidad de allende los mares, quien además me facilitó relatorios detallados de las prácticas gregarias de los escritores y poetas. Resulta llamativo el hecho de que la mayoría cultiva un estilo propio de las aldeas medievales de cierta región ibérica e, incluso, llegan a ser capaces de reproducir aquel acento al hablar. Buena parte de ellos usa seudónimos. La mayoría jura no conocer a ningún otro sujeto que practique el oficio, razón por la cual se crea la ilusión óptica de la inexistencia de los escritores.

iv. Previo a la pascua se practica una especie de carnaval invertido: en lugar de desnudarse, la gente se cubre con capuchas y pasamontañas. Los líderes de dicha fiesta llevan ratas muertas en la mano y besan a las muchachas más lindas, sin soltar las ratas. Les gusta mezclar simbologías de diferentes rumbos ideológicos y diversos matices políticos, hacen combinaciones estrafalarias y sin norma.

v. Hay un boom del arte plástico que vuelve locas a las multitudes. De acuerdo con lo que vi, existen tres tipos de artistas: a) los fabricantes de juguetes; b) los fanáticos de las chaquetas caras y los carros cromados; c) Dj’s de electroclash.

vi. En las universidades está de moda la contratación de profesores extranjeros, sin importar la calificación. El único requisito que se les pide es el de ser foráneos. Me enteré porque me ofrecieron la plaza de Historia de las Ideas Culinarias IV, en la Facultad de Humanidades de una casa de estudios.

vii. Industrias de madera destruyen bosques de 800 años y minerías de níquel construyen carreteras para poder contaminar a placer las áreas protegidas. Se queman cerros completos con la misma alegría con la que se afirma que todo es culpa de unos desconocidos.

viii. Recuerdo que aquella tarde, después de apreciar el espectáculo de la crucificción del niño, nos fuimos con Marín, Churrón y Pr3tz a un lugar conocido como Las 10,000 Puertas. Estuvimos largo rato hablando sobre lo complicado que resulta asirse a la fuerza gravitacional en este territorio; estábamos en un estado raro, un poco parecido a la felicidad, bebiendo cerveza y champán, en calidad de pendejos. En eso estábamos cuando se acercó a la mesa una muchacha que aseguraba ser la hija de un famoso político del pasado. Por alguna razón le dije que la vida era una performance y ella, contra todo pronóstico, se sonrió. No había terminado de decirle esto cuando vimos pasar a un viejo horrible con un machete en la mano. Perseguía a un neohippy, a una cooperante española y a otro acompañante sin mayor gracia. No nos interesaron las razones del incidente pero tampoco nos causó risa. El neohippy, al ver al anciano ya lejos, caminó de regreso, se acercó a nosotros, gritando, prácticamente acusándonos por nuestra indiferencia. Intentamos calmarlo. Su amiga española se reía a todo motor, mientras documentaba la situación en video. La hija del político me preguntó si de verdad todo había sido una performance y Pr3tz le dijo que sí, que exactamente de eso se trataba todo.

En conclusión: ésta ha sido una temporada maravillosa. Le agradezco a la vida la oportunidad de conocer sitios tan exuberantes. Nunca olvidaré la experiencia de atravesar el territorio de punta a punta en cayuco, ni la filigrana con la que tantos tullidos y amputados recitan fragmentos completos del Nuevo Testamento cuando viajan de pie en los  buses llenos a reventar, o sentados sobre pequeños islotes que nacen como lirios en esos hermosos y contaminados lagos. Arquitectónicamente hablando, las iglesias monumentales con las que han sustituido los cines porno, no tienen comparación.

(Publicado originalmente en este blog en el año 2009)