19 ago. 2014

Apuntes / 8


He retomado mi libro de poemas, hasta el momento tengo 15 corregidos. Todos estos poemas nuevos, o la mayoría, no recuerdo bien, los incluí en una selección titulada Pasan poesía en la televisión apagada que presenta otros 20 poemas viejos –los más aceptables que he escrito, podría decirse–, publicada el año pasado en Ecuador

Todavía no sé si el nombre de este libro será Pastillas para el lector, o si usaré una variación del título de la antología recién editada, por ejemplo, Pasan poesía por la pantalla del U-bahn.

Lo que siempre supe es que estaba mintiendo cuando dije “He aprendido a escribir poemas”. Uno nunca aprende, los poemas lo agarran a uno en curva, se escriben solos, o apenas muestran un aspecto de la sombra del lenguaje, o se mueren soñando que son la luz.